Autor: aansag@knights.ucf.edu

Abril 27, 2013

El primer fruto que esa oración nos tiene que dejar debe ser el propio conocimiento, en una palabra, la humildad.

Abril 08, 2013

Mi Jesús, pienso, si Tú lo quieres, desearía quedarme en el destierro hasta mandarte el último de mis hermanos indios; y, cuando ya los tuviera a todos en el cielo, entonces irme yo. Señor, Tú lo puedes hacer.

Febrero 25, 2013

En el Corazón de Jesús y de María, ahí está el amor, en cada latido hay vida

Febrero 14, 2013

Cruz que se arrastra no lleva a Cristo

Diciembre 07, 2012

No sé qué me pasa, Señor; experimento en mí una grandísima urgencia de caminar más y más aprisa; urgentemente más aprisa, en el camino de vuestro santo amor, de vuestro servicio

Noviembre 21, 2012

Somos felices, mi Jesús, en trabajar en tu viña; pero concédenos que jamás olvidemos que la primera viña en que debemos trabajar, debe ser la de nuestra alma.