Frase de la Sierva de Dios

Objetivo

El objetivo que ha motivado desde sus inicios los trabajos de la Congregación por la Causa de canonización de nuestra Madre María Amada, obviamente es: verla elevada al honor de los altares para que la Iglesia tenga en ella un modelo de vida cristiana y una intercesora ante Dios. Es un objetivo a largo plazo, el cual no podemos saber ni calcular, porque, en primer lugar, la canonización es una gracia que Dios da a quien quiere y cuando quiere; y en segundo lugar, porque se trata de un laborioso proceso eclesiástico, cuyas etapas, trámites y cuantiosos recursos no se pueden evadir.
Si bien, el logro final de este objetivo no está en nuestras manos, sí podemos agradecer a Dios los beneficios de este trabajo de la Congregación en bien de la misma y de la Iglesia.

Oración para su Canonización

Padre Celestial, que te complaces en adornar a tus santos y elegidos con las virtudes de tu Divino Hijo y quisiste abrasar en el fuego de Amor de su Corazón y en el celo ardiente por extender su Reinado a tu hija María Amada y lo manifestaste en su amor hacia los pobres y desamparados; te pedimos la gracia de imitar su ejemplo y para mayor gloria tuya y bien de la Iglesia sea elevada al honor de los altares. Te lo pedimos por Santa María de Guadalupe y los méritos de Cristo Nuestro Señor. Amén.

Oración para su Intercesión

Padre misericordioso, que elegiste a tu hija María Amada, para que abrasada en el amor de Jesucristo, tu Hijo y, llena de celo por la extensión del Reino de amor de su Corazón, se preocupara toda su vida por los que sufren, en especial por los más pobres y desamparados; te pedimos que por su intercesión, nos concedas la gracia que con fe solicitamos… (se hace la petición). Te agradecemos todos los dones que le has concedido y aquellos que por su medio quieras concedernos. Escucha piadoso nuestras súplicas y haznos conocer tu voluntad, por Santa María de Guadalupe y los méritos de Cristo Nuestro Señor. Amén. ¡Sagrado Corazón de Jesús, en Ti confío!