Frase de la Sierva de Dios

Historia

Nuestra Congregación, por un designio especial de Dios, fue fundada por la Madre María Amada del Niño Jesús (María Regina Sánchez Muñoz), religiosa de la Orden del Verbo Encarnado y del Santísimo Sacramento, en la Ciudad de Guadalajara, Jalisco, México, en el año de 1926, durante la persecución religiosa que vivió la Nación Mexicana. Nuestro Instituto de Misioneras del Sagrado Corazón de Jesús y de Santa María de Guadalupe (cuyas siglas son: MSCGpe.), por la gracia de Dios y de la Santa Sede, es en la Iglesia una Congregación Religiosa de Derecho Pontificio, que tiene por fin general procurar la gloria de Dios y la santificación de cada uno de sus miembros, en la comunión íntima con la Santísima Trinidad y mediante la práctica de los consejos evangélicos de castidad, pobreza y obediencia, vividos en comunidad; con un amor intenso y cada vez más ardiente al Corazón de Jesús, que alimente su celo apostólico por la extensión de su Reinado de amor en todo el mundo a ejemplo de Santa María de Guadalupe. 2.Aprobaciones eclesiásticas a) Pía Unión: Otorgada a nuestro Instituto por Decreto del 12 de marzo de 1941, por el Sr. Arzobispo de México D. Luis María Martínez. b) Diocesana: Concedida por Rescripto del 25 de junio de 1947, bajo el pontificado de Su Santidad Pío XII. El Arzobispo Primado de México, D. Luis María Martínez hizo la erección canónica con Decreto del 5 de septiembre de 1947. c) Pontificia: Nos fue dada con el “Decreto de Alabanza” por Su Santidad Pablo VI el día 29 de julio de 1964.
http://www.mariaamada.org/

Oración para su Canonización

Padre Celestial, que te complaces en adornar a tus santos y elegidos con las virtudes de tu Divino Hijo y quisiste abrasar en el fuego de Amor de su Corazón y en el celo ardiente por extender su Reinado a tu hija María Amada y lo manifestaste en su amor hacia los pobres y desamparados; te pedimos la gracia de imitar su ejemplo y para mayor gloria tuya y bien de la Iglesia sea elevada al honor de los altares. Te lo pedimos por Santa María de Guadalupe y los méritos de Cristo Nuestro Señor. Amén.

Oración para su Intercesión

Padre misericordioso, que elegiste a tu hija María Amada, para que abrasada en el amor de Jesucristo, tu Hijo y, llena de celo por la extensión del Reino de amor de su Corazón, se preocupara toda su vida por los que sufren, en especial por los más pobres y desamparados; te pedimos que por su intercesión, nos concedas la gracia que con fe solicitamos… (se hace la petición). Te agradecemos todos los dones que le has concedido y aquellos que por su medio quieras concedernos. Escucha piadoso nuestras súplicas y haznos conocer tu voluntad, por Santa María de Guadalupe y los méritos de Cristo Nuestro Señor. Amén. ¡Sagrado Corazón de Jesús, en Ti confío!