Frase de la Sierva de Dios

El día 26 de abril del 2017, un grupo 30 fieles de la Parroquia de la Sagrada Familia, atendida por los Misioneros del Sagrado Corazón y de Santa María de Guadalupe, vivió con mucha alegría la interesante experiencia de visitar por primera la Estancia de la Sierva de Dios María Amada. Los acompañó el R. P. Luciano Vela, MSC, quien les da formación bíblica y guadalupana; y en ese día en lugar de la sesión ordinaria programó esta actividad extraordinaria para el grupo.
Los asistentes se mostraron muy complacidos por haber tenido la oportunidad de estar en contacto con este hermoso espacio, que trasmite por sí mismo y de manera sencilla y espontánea, no sólo la historia, sino ante todo, la experiencia espiritual de aquella mujer consagrada totalmente a amar al Corazón y a trabajar sin descanso por el Reino de Dios.
Varias de las personas que vinieron tienen alguna noción de la Sierva de Dios y de su obra, ya que son vecinos de esta Parroquia a la que también pertenece la Casa Madre de las MSCGpe., además de que sus padres o sus abuelos fueron alumnos del Colegio María Regina, fundado por la Madre María Amada.
Antes de retirarse nuestros visitantes estuvieron orando devotamente en el pequeño oratorio donde se encuentran los restos de la Sierva de Dios María Amada, para pedirle que interceda por ante el Corazón de Jesús por el remedio de sus necesidades y por las necesidades del mundo y de nuestra Patria.
Deseamos que pronto vengan a visitar la Estancia de la Sierva de Dios María Amada, muchos más vecinos, alumnos, exalumnos y todas aquellas personas que quieran respirar este ambiente espiritual que nos llena de paz y nos impulsa a vivir con más entrega la misión que Dios nos ha dado, a ejemplo de su hija María Amada del Niño Jesús.

Oración para su Canonización

Padre Celestial, que te complaces en adornar a tus santos y elegidos con las virtudes de tu Divino Hijo y quisiste abrasar en el fuego de Amor de su Corazón y en el celo ardiente por extender su Reinado a tu hija María Amada y lo manifestaste en su amor hacia los pobres y desamparados; te pedimos la gracia de imitar su ejemplo y para mayor gloria tuya y bien de la Iglesia sea elevada al honor de los altares. Te lo pedimos por Santa María de Guadalupe y los méritos de Cristo Nuestro Señor. Amén.

Oración para su Intercesión

Padre misericordioso, que elegiste a tu hija María Amada, para que abrasada en el amor de Jesucristo, tu Hijo y, llena de celo por la extensión del Reino de amor de su Corazón, se preocupara toda su vida por los que sufren, en especial por los más pobres y desamparados; te pedimos que por su intercesión, nos concedas la gracia que con fe solicitamos… (se hace la petición). Te agradecemos todos los dones que le has concedido y aquellos que por su medio quieras concedernos. Escucha piadoso nuestras súplicas y haznos conocer tu voluntad, por Santa María de Guadalupe y los méritos de Cristo Nuestro Señor. Amén. ¡Sagrado Corazón de Jesús, en Ti confío!