Frase de la Sierva de Dios

Capilla SD María Amada

Capilla SD María Amada

Se encuentra a un costado de la entrada principal de la casa; está dedicada al Sagrado Corazón de Jesús y a Santísima Virgen de Guadalupe, cuyas imágenes inspiran acogida, paz y confianza. Es un espacio de recogimiento y meditación -en medio del ruido de esta vertiginosa ciudad- para todo aquel que desee aprovecharlo; basta que toque a la puerta, se identifique y exprese su intención de pasar a hacer oración.

En este pequeño oratorio o Capilla, junto a una Cruz de granito ubatuba color negro, en una urna de madera tropical de machiche, se resguardan los restos de la Sierva de Dios María Amada del Niño Jesús. Aquí fueron trasladados y colocados, luego de que su cuerpo fuera exhumado en febrero del 2011, pues hasta entonces se encontraban sepultados en el Panteón Jardín, al sur de la Ciudad de México. Éste trámite se realizó en cumplimiento de las normas eclesiásticas para los procesos de canonización, para que los restos de la Sierva de Dios estén más asequibles a quienes deseen visitarla y encomendarse a su intercesión en sus necesidades.

Esta Capilla es obra del Arq. Eduardo Javier Gerardo Cortés Peñafiel, quien diseñó profesionalmente la adaptación del espacio que ocupaba anteriormente la sala de recepción de la Casa Madre.

Oración para su Canonización

Padre Celestial, que te complaces en adornar a tus santos y elegidos con las virtudes de tu Divino Hijo y quisiste abrasar en el fuego de Amor de su Corazón y en el celo ardiente por extender su Reinado a tu hija María Amada y lo manifestaste en su amor hacia los pobres y desamparados; te pedimos la gracia de imitar su ejemplo y para mayor gloria tuya y bien de la Iglesia sea elevada al honor de los altares. Te lo pedimos por Santa María de Guadalupe y los méritos de Cristo Nuestro Señor. Amén.

Oración para su Intercesión

Padre misericordioso, que elegiste a tu hija María Amada, para que abrasada en el amor de Jesucristo, tu Hijo y, llena de celo por la extensión del Reino de amor de su Corazón, se preocupara toda su vida por los que sufren, en especial por los más pobres y desamparados; te pedimos que por su intercesión, nos concedas la gracia que con fe solicitamos… (se hace la petición). Te agradecemos todos los dones que le has concedido y aquellos que por su medio quieras concedernos. Escucha piadoso nuestras súplicas y haznos conocer tu voluntad, por Santa María de Guadalupe y los méritos de Cristo Nuestro Señor. Amén. ¡Sagrado Corazón de Jesús, en Ti confío!