Frase de la Sierva de Dios

Capilla de la Comunidad

Capilla de la Comunidad

Es el lugar más importante de la Casa Madre, porque ahí está vivo y siempre presente, Jesús Sacramentado, con quien la Comunidad todos los días vive el encuentro de fe en la oración y adoración.

A los lados del sagrario sobresalen las hermosas imágenes de los Patronos de nuestra Congregación: el Sagrado Corazón de Jesús y la Santísima Virgen de Guadalupe, de tamaño natural. Y a lo largo de la nave se encuentran nuestros Santos Protectores: San José, San Miguel Arcángel, San Juan Evangelista en la escena de El Calvario, San Ignacio de Loyola, Santa Margarita María de Alacoque y Santa Teresita de Lisieux; además de otras igualmente inspiradoras como: el Ángel de la Guarda, San Joaquín y Santa Ana.

El espacio del presbiterio, donde se encuentra el altar, está especialmente decorado con hermosos marcos de madera, semejantes a las estructuras de yeso blanco, estilo barroco que adornan toda la capilla. Estos y muchos detalles son obras artísticas de nuestro querido Tío Catarino.

Oración para su Canonización

Padre Celestial, que te complaces en adornar a tus santos y elegidos con las virtudes de tu Divino Hijo y quisiste abrasar en el fuego de Amor de su Corazón y en el celo ardiente por extender su Reinado a tu hija María Amada y lo manifestaste en su amor hacia los pobres y desamparados; te pedimos la gracia de imitar su ejemplo y para mayor gloria tuya y bien de la Iglesia sea elevada al honor de los altares. Te lo pedimos por Santa María de Guadalupe y los méritos de Cristo Nuestro Señor. Amén.

Oración para su Intercesión

Padre misericordioso, que elegiste a tu hija María Amada, para que abrasada en el amor de Jesucristo, tu Hijo y, llena de celo por la extensión del Reino de amor de su Corazón, se preocupara toda su vida por los que sufren, en especial por los más pobres y desamparados; te pedimos que por su intercesión, nos concedas la gracia que con fe solicitamos… (se hace la petición). Te agradecemos todos los dones que le has concedido y aquellos que por su medio quieras concedernos. Escucha piadoso nuestras súplicas y haznos conocer tu voluntad, por Santa María de Guadalupe y los méritos de Cristo Nuestro Señor. Amén. ¡Sagrado Corazón de Jesús, en Ti confío!